El camping tira al monte

O al menos eso dice la Vanguardia. Parece que la presión urbanística, no solo afecta a los campings Valencianos. Aunque el número de plazas perdidas en Cataluña es mucho menor y además tienen muchas más plazas que las tierras Valencianas.

La comunidad Valenciana ha perdido casi el 20% de las plazas por la presión urbanista con el problema añadido de la imposibilidad de crear o ampliar nuevos establecimientos. La perdida de Cataluña se debe principalmente a la ampliación del Aeropuerto Del Prat con cargo a macro-campings. Pero por el contrario, si se han creado establecimientos en el interior. 

Nada que ver con el fenómeno valenciano, donde ni en el interior ni en la playa. 

Parece que la espada de Damocles sigue cerniéndose sobre el futuro de los campings valencianos.

¿El dinero de los campistas no vale como el de los demás? Me horroriza ver como los poderes políticos ciegos ante sus problemas banales obvian los que afectan a sus administrados.

Y es que urbanismo y turismo deberían ir cogidos de la mano en algunos temas, tratando de observar transversalmente la situación y no cada uno por separado. NO?

Siempre mi humilde opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.