El titular del verano es “La crisis favorece al sector del camping”

Solo tenemos ver hacer una búsqueda en google noticias con los criterios Camping + Crisis para ver los resultados.El sentido común de los que no conocen el mundo del camping ha hecho que en época de crisis la mayoría deduzcan que “Si el camping es más barato que el hotel y tenemos crisis, entonces los campings se verán favorecidos”.Muchos titulares han salido en los medios basados en esta deducción:

Pero ¿Tienen razón los medios? ¿Basan estos titulares en datos contrastados? ¿O simplemente es lo que suponen?

Llevo parte del verano tratando de lanzar un mensaje de que la crisis no nos favorece ya que un cliente campista no nace de repente, sino que requiere una formación. De joven empieza por la tienda pero cuando tiene hijos suele evolucionar a la caravana o autocaravana y estos elementos de acampada no son baratos y desde luego no se adquieren en época de crisis.

Pero siendo sinceros, los sondeos que he hecho en Francia, Italia, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía me dan a entender que no hemos hecho un mal verano, incluso hay zonas que les ha ido bastante mejor que el año pasado.
Tras reflexionar mucho sobre esto y analizar la demanda propia he observado una cosa curiosa que no había visto hasta ahora y es que hay mas tiendas con parejas jóvenes que nunca y concretamente he notado un notable aumento de tiendas Quechua de Decathlon.

Pienso que Decathlón ha hecho el agosto este año con las ventas de tiendas de campaña. Ademas este año ha presentado muchísimos nuevos modelos de todo tipo frente a aquel modelo que sacaron hace unos años que la tirabas hacia arriba y caía montada. Es una pena que no podamos tener los datos de ventas de tiendas de campaña.
Este fenómeno es tremendamente positivo para el sector camping ya que significa que se están incorporando nuevos clientes al colectivo de campistas. En los últimos años se decía que no había nuevos campistas y que era un colectivo de clientes estancado en su número y que no crecía, pero parece que esto está cambiando y estamos observando nuevas incorporaciones al campismo sobre todo en el perfil del cliente joven sin hijos.
El cliente campista con hijos suele buscar una mayor comodidad en elementos de acampada con más confort y es en este perfil en el que creo que no hemos crecido. De hecho los datos que nos ofrecen fabricantes y distribuidores de caravanas es que este año las ventas han sido pésimas.En cualquier caso, el dato de nuevos clientes jóvenes nos ofrece la oportunidad de fidelizar nuevos campistas que sin duda una vez enganchados al campismo con el tiempo evolucionaran e irán optando a nuevos elementos de acampada de mayor confort, sobre todo a medida que se incorporen los hijos al núcleo familiar.
Es una opinión deducida de lo que veo y quizás no sea extensible a todo el sector o zonas pero pienso que sí.
Y para cuando acabe la crisis:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.