Web 2.0, Una realidad. Pero… ¿Marketing 2.0? si pero ¿Dónde y cómo?

He oído mucho sobre Marketing 2.0 en camping últimamente. Como todo lo que es nuevo (o no tan nuevo ya que hace 10 años ya lo avanzaban las clue traininig) se pone en boca de todos. Pero ojo, una campaña de marketing 2.0 puede tener resultados negativos, o sea incluso salir estando peor que antes de empezar.
El fenómeno web 2.0 o travel 2.0, es muy simple, solo es que entran en escena los propios usuarios en la red. En marketing los llamamos consumidores y son personas. EL boca oreja ya no está solo en la calle, también está en Internet, nos guste o no. Si tratamos de gestionar este boca oreja, hablamos de Marketing 2.0 o social marketing. Ya no es B2C (bussines to consumer) sino P2P (peer to peer).
Se dice que todos los establecimientos tienen “una reputación online ”. Nos guste o no, los usuarios nos van a evaluar, van a comentar sobre nuestros productos y van a poner a cada uno en “su sitio” o lo que ellos piensan que es nuestro sitio. Esto es un arma de doble filo. He visto ya demasiado en los foros y comunidades campistas con comentarios totalmente contrarios dentro del mismo.
Debido a esto se está creando la escuela de “La gestión de la reputación Online”. Que no es más que una nueva forma de marketing. Necesario y fundamental. Pero ¿Cómo podemos gestionar nuestra reputación Online? La mayoría de las veces, torpes intentos solo llevan a empeorar la situación.
En otro post, comentaré algunas reglas que me van pasando compañeros de la blogosfera, aunque no existe el manual definitivo para gestionar la reputación Online. Si que existen maneras de conocerla de forma automática por RSS (esto es para otro post).
Pero cuidado, ¿Quién puede gestionar esto?, después de haber oído cosas que desde mi punto de vista son disparates, me gustaría dejar claro que soy de la opinión que una Asociación de camping o una Federación de campings no pueden hacer 2.0 puro. Es una locura, un suicidio en marketing y político para el que la emprenda. Señores, no todo lo que oímos y que es nuevo, vale para todo, ni mucho menos. Y menos en algo en el que le damos licencia al cliente para opinar.
Que yo conozca no existe ninguna asociación, federación, institución o gobierno que se haya atrevido a hacer una web corporativa 2.0. Por esto cuando oigo algo parecido me pregunto si sabemos lo que estamos diciendo.
Una cosas es que un(os) establecimientos gestionen su reputación online y otra cosa es tirarse por un precipicio. La historia del 2.0 se está escribiendo y puede pasar de todo, acordaros del fracaso en bolsa de las puntocom, pues ojo con el 2.0, que no es todo oro lo que reluce…
Las ventajas del 2.0, son las que son, yo resaltaría que si bien antes las fuentes de las oportunidades de mejora de un sistema ISO 9001:2000 podían ser las aportaciones mediante los cuestionarios de satisfacción a clientes o trabajadores ahora debemos añadir los comentarios de foros o redes sociales, ya que aquí encontremos opiniones de todo tipo y ya se ha probado que en 2.0 encontramos material distinto al que obtenemos por nuestros sistemas internos. Tenemos que abrirnos a la red y permitir que los comentarios retroalimenten la gestión de mejoras.
Las desventajas son abrumadoras ya que los usuarios tienen los dedos afilados y hay una componente psicosocial que hace que gusten más de publicar lo malo que lo bueno y eso perjudica nuestra reputación online.
Las reglas del 2.0, tal como las entienden los propios usuarios no admiten control por parte de webmaster y esto no tiene cabida en una red privada como una asociación o un portal que admita anuncios. Y sino que se lo pregunten a los camping que ven esos portales que cobran y luego mantienen contenidos 2.0 en los que se agrede la reputación del que paga.
Ciertamente todo es nuevo y a medida que avanzamos evolucionamos en muchas ramas y direcciones, pero no todas las ramas serán troncos que perduren, sino que la naturaleza de la evolución los irá extinguiendo dejando que solo una parte de nuestros amagos de supervivencia se mantenga en el hilo de la vida.
¿Quién evolucionará o se extinguirá? Como digo, la historia se está escribiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.